HOMEOSTASIS Y MECANISMOS DE DEFENSA: Maneras Peligrosas de Mantener el Equilibrio

By 29 agosto, 2017Psicología
Homeostasis y mecanismos de defensa

Eric Zener, Man Staying In Balance, Oil on Canvas, 60″ x 48″

HOMEOSTASIS (RAE)

De homeo- y el gr. στάσις stásis ‘posición, estabilidad’.

  1. f. Biol. Conjunto de fenómenos de autorregulación, que conducen al mantenimiento de la constancia en la composición y propiedades del medio interno de un organismo.
  2. f. Autorregulación de la constancia de las propiedades de un sistema influido por agentes exteriores.

Podemos entender Homeostasis como la necesidad del organismo de obtener o buscar equilibrio y estabilidad. Hay un principio cierto en biología y este es el de supervivencia. Rogers entiende que este principio es trasladable a la psicología y nos explica cómo en las personas opera la “tendencia a la actualización”, al crecimiento personal, si se dan las condiciones adecuadas, pero ¿Y si no se dan estas condiciones? Nuestro organismo continuará su búsqueda del equilibrio natural, tratará de recuperar la estabilidad, en continuo dinamismo y movimiento a partir de las necesidades psicológicas y fisiológicas y si no lo consigue, es muy posible que utilice diferentes mecanismos, que nos permitan rebajar la incomodidad gradual o la angustia de no encontrar el equilibrio emocional o psicológico.

Todos usamos, en mayor o menor medida, mecanismos de defensa que nos ayudan a mantener a salvo nuestra propia imagen, que nos protegen de la frustración o, con los que simplemente, intentamos salvaguardarnos de un mundo menos amable de lo que nos gustaría o altamente hostil, desgraciadamente, en ocasiones. Si estos mecanismos, que son sanos, naturales y deseables, en su justa medida, se convierten en una forma de afrontar las circunstancias personales regular y recurrente, pueden suponer una manera peligrosa de mantener el equilibrio, sin preguntarnos a nosotros, o tal vez, preguntándonos en exceso, señalándonos y juzgándonos en lugar de escuchándonos y comprendiéndonos. A veces perseguimos sentenciar a un culpable, dentro o fuera de nosotros, encontrándonos con, o convirtiéndonos en, nuestros peores enemigos (o ambas cosas a la vez). Vamos evitando sentarnos frente al espejo, no para acicalarnos sino para reconocernos y aceptarnos. El ojo crítico y autocrítico puede ser un obstáculo tan grande que la evasión o evitación de la realidad se refleje como única salida.

Conocer el funcionamiento de estos mecanismos de defensa nos puede ayudar a conocernos, a preguntarnos en esta o aquella situación, hasta que punto estoy dialogando conmigo o con el otro, o me estoy defendiendo de tal o cual sentimiento o pensamiento que me cuestiona me interpela o me resulta muy desagradable. No se trata de vivir en una continua autoobservación, pero si de intentar prestar atención, en determinados momentos, a que está ocurriendo entre nosotros, conmigo y/o con el otro. Es lo que los Gestálticos llaman el proceso de darse cuenta, algo natural, una necesidad que, entre otras cosas, nos permite crecer y aprender.

Fritz PerlsResumo brevemente, a continuación, los mecanismos de defensa que Frtiz Perls describe en su libro de referencia de la Psicoterapia Gestáltica: “El enfoque guestáltico: Testimonios de Terapia”:

Introyección: Para Perls el desarrollo de la persona se pone en juego en su relación consigo misma y con el ambiente. Si tomamos una idea o cualquier constructo social, familiar, político o cultural, sin elaborarlo, lo tragamos sin digerir, estamos introyectando un concepto. Por lo tanto, por ejemplo, cuando digamos “yo pienso” estaremos diciendo en realidad: “ellos piensan”. Me permito añadir en este punto, que elaborar no significa criticar, sino llegar a tener criterio propio. Se nos anima y animamos a “ser críticos” y con frecuencia esto termina en un simple oposicionismo poco reflexivo.

Proyección: Es el reverso de la introyección. Aquellos aspectos que no reconozco como parte de mi se los atribuyo al otro. Así lo explica Perls: “Tal como la introyección es la tendencia a hacer de si mismo (self) responsable de lo que de hecho es parte del ambiente, así también la proyección es la tendencia de hacer responsable al ambiente de  lo que se origina en el si mismo (self)”… “Cuando el proyector dice “it” o “ellos” por lo general quiere decir “yo” y termina poniendo el siguiente ejemplo: “La persona excesivamente cautelosa, la cual le dice a uno que quiere tener amigos y ser querido y que al mismo tiempo declara “no se puede confiar en nadie, todos quieren despojarlo a uno al menor descuido”, es un proyector por excelencia” (Perls, 1973, pág. 45-47).

Confluencia: “Cuando el individuo no siente ningún límite entre él mismo y el ambiente que lo rodea, cuando siente que es uno con él, se dice que está en confluencia con el ambiente” (Perls, 1973, pág. 48) Como señalaba antes, este mecanismo, para ser patológico debe convertirse en crónico, ya que en caso contrario puede tratarse de un momento personal determinado. En una relación de pareja, por ejemplo, la confluencia es natural y deseable en el proceso de enamoramiento, o puede darse también en una experiencia personal, artística, creativa, relacional, etc.

Retroflexión: Directamente transcribo las palabras de Perls que creo son muy aclaradoras y sirven de resumen además de los mecanismos anteriores: “…retroflexión, que literalmente significa “Volverse atrás intensamente en contra”…”El introyector hace lo que los demás quieren que haga, el proyector le hace a los demás lo que él acusa a los demás de hacerle a él, el hombre en confluencia patológica no sabe quién le está haciendo qué cosa a quién, y el retroflector se hace a si mismo lo que le gustaría hacer a otros” (Perls, 1973, pág. 50).

santi

About santi

Leave a Reply

Este sitio usa cookies, si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. + INFO